¡En GOline llevamos el teletrabajo en nuestro ADN!

Son tiempos difíciles, nos encontramos en una situación de Emergencia debido al Covid19. Pero en GOline, intentamos sacar la parte positiva delante de esta situación pensando en las cosas que el Coronavirus nos ha demostrado que somos capaces de hacer.

Estos días, hemos cambiado las tazas de café de la oficina por las de nuestras casas, las charlas del desayuno por las calls, y nuestra oficina permanece cerrada para ayudar a no propagar el contagio. Porque lo más importante, es nuestra gente, y la seguridad de todos.

Lo teníamos fácil, no lo podemos ocultar. Nuestra agencia es 100% digital y siempre hemos trabajado en la nube, cosa que facilita el podernos conectar en cualquier momento y desde cualquier lugar. Llevamos el teletrabajo en nuestro ADN porque la filosofía de GOline siempre ha sido poder compaginar el trabajo y la vida personal.

GOline tiene muy claro que además de trabajar, hemos venido a este mundo para compartir momentos con nuestros seres queridos y nuestros amigos, y para dedicarnos tiempo a nosotros mismos y a aquellas cosas que nos apasionan hacer. Por eso, nuestro horario de oficina es intensivo, pero damos toda la flexibilidad a nuestro equipo para que pueda adaptar su vida de la mejor forma.

Gracias a esta filosofía de empresa, nuestro equipo está más motivado, cosa que influye de manera positiva en el trato con el cliente y en el empeño por conseguir sus objetivos y obtener los mejores resultados, remando juntos.

¡El COVID19 nos ha mostrado una vez más, que nuestro equipo puede con todo! Aunque hayamos cambiado el sitio de trabajo habitual, seguimos siendo el 100% productivos. Y como siempre, seguimos trabajando en equipo, manteniendo el contacto escribiéndonos por algunas plataformas de gestión o viéndonos las caras con las videollamadas de equipo.

El único inconveniente es que nos echamos de menos. Echamos de menos darnos los buenos días, el café a media mañana, algunas comidas juntos, y las risas. Porque aunque vayamos a tope de trabajo, siempre queda algún momento para sonreír. Ahora, estas pequeñas cosas las valoramos todavía más.

¿Y tú, echas de menos compartir momentos con tus compañeros?

2 223